El movimiento BDS y los derechos palestinos

10-04-2013

Sameh Habeeb

Los derechos inalienables del pueblo palestino son los pilares básicos para la construcción de un movimiento legítimo en busca de la justicia, la paz y la reconciliación. Cualquier desviación de los intentos de echar por la borda o desviar cualquier parte de los mismos es, sin duda, un giro o vergüenza y se torna en un insulto al pueblo palestino.

Se insulta a los palestinos que sacrificaron sus vidas, los cientos de miles de personas que están en prisión, los millones que viven en la miseria y degrada a los refugiados y, de hecho, a la causa palestina.

Como las dos últimas décadas han demostrado, la concesión de los derechos fundamentales no es el camino hacia la paz y la reconciliación. En los acuerdos de Oslo, la Autoridad Palestina comprometió en vano sus derechos inalienables.

El núcleo de la causa palestina es la justicia para los refugiados palestinos, incluyendo el derecho al retorno de todos los refugiados que fueron expulsados por la fuerza de sus hogares. Muchos intentos vergonzosos fueron hechos por Israel y Estados Unidos para reprimir la justa causa de los refugiados proponiendo la asimilación de ellos en la diáspora o proponiendo el permiso de retorno, pero no a sus lugares de origen a no más de 150.000, sino al futuro Estado palestino en Gaza y Cisjordania. Los intentos anteriores de diluir el derecho de retorno fueron propuestos por Mark Etheridge, en la Conferencia de Lausana, Gordon R. Clapp y muchos otros. Sin embargo, todos fracasaron y los refugiados palestinos en los campamentos permanecen firmes en su deseo de volver.

Francamente hablando, la Autoridad Palestina, a través de sus funcionarios, reconoció tácitamente una solución justa y equitativa al problema de los refugiados que no hace ninguna mención a los derechos de los refugiados como se indica en el derecho internacional, y sin ningún tipo de marco de referencia para sugerir lo que constituye la justicia para los refugiados. Esta posición errónea deja lo que constituye un derecho inalienable del pueblo palestino sujeto a un proceso de negociaciones desiguales e injustas.

El Movimiento BDS y la Declaración de cambio de objetivos

En contraste, las organizaciones civiles y movimientos de solidaridad están más cerca de los derechos palestinos. Consecuentemente, pocos han adoptado la solución de la Autoridad Palestina en lo que se refiere a la solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967, que en mi opinión ha dañado a la causa de paz y justicia para Palestina. La solución de un solo Estado es la forma más adecuada en el camino hacia la paz. Debe quedar claro que cualquier movimiento u organización de activistas en la lucha, debe basarse solamente sobre los derechos básicos del pueblo palestino. No debería existir ninguna vacilación de los derechos del pueblo palestino por parte de organizaciones que dicen defender la justicia para ellos.

Es evidente que el movimiento BDS está logrando un gran éxito en el aislamiento del apartheid israelí. El movimiento está logrando la comprensión de la similitud entre el apartheid israelí y el de Sudáfrica, lo que es totalmente válido.

En cuanto a la página web de BDS, el movimiento parece haber comprometido el más fundamental de los derechos de los palestinos. En una forma totalmente solapada, el Comité Nacional de BDS había cambiado el texto de su declaración del objetivo de exigir que Israel ponga fin a su ocupación y colonización de todas las tierras árabes ocupadas en junio de 1967.

La interpretación del cambio es absolutamente esencial. Sin duda, la versión sin modificar busca poner fin a la ocupación y colonización de todas las tierras árabes, que incluyen expresamente las tierras de 1948 y por extensión incluye la difícil situación de los refugiados palestinos expulsados de sus tierras ese año. Sin embargo este cambio drástico de posiciones del movimiento BDS lo acerca más a Israel sin tender un puente entre la realidad actual y una futura paz. El cambio también contradice los hechos sobre el terreno. ¡Limitar la lucha a 1967 tiene por objeto lograr una solución de dos Estados que ya está muerta! La lucha del BDS debe basarse en los principios de los derechos inalienables de los palestinos sin comprometerlos a través de un fin político imaginado. El movimiento también indicó que se basa en "Respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y propiedades como se estipula en la Resolución 194".

La Resolución 194 de las Naciones Unidas que aparece alentadora y favorable para muchos es, según la interpretación de Israel, vaga sobre el tema del retorno de otros. La resolución establece en su artículo 11, "Resuelve que los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos deben ser autorizados a hacerlo lo antes posible".

La Resolución 194 y el Derecho al Retorno

El mecanismo del retorno de los refugiados aquí parece ser muy amplio. Afirmando que "se debe permitir que lo hagan" puede ser interpretado de diferentes maneras. No hay ninguna indicación clara de a cuál de las partes pertenece el poder de permitir a los otros el retorno. ¿Es Israel? Los israelíes interpretan la resolución como no vinculante y que no los obliga a permitir a los refugiados regresar. Aquí puede leer más acerca de cómo Israel leyó la resolución a su favor.

La Resolución 194 no puede interpretarse de manera aislada como lo hace Israel, sino que debe ser tomada en consideración con todas las demás declaraciones relacionadas y todo el cuerpo del derecho internacional que incluye la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Una resistencia popular como el BDS no debería defender esa ambigüedad, sino que debe ser absolutamente clara acerca de la justicia y los derechos humanos y permanecer en la postura más cercana al pueblo palestino. El movimiento BDS debe coincidir con nuestras aspiraciones, de los palestinos, y no acobardarse ante la presión exterior. Como palestino, creo que los refugiados palestinos sólo estarán satisfechos con el BDS si éste se posiciona nuevamente en la defensa de los derechos inalienables de los palestinos en lugar de marchitarse bajo presión.

Una mejor formulación de la posición del movimiento BDS es declarar sin ambigüedades la fórmula de "Respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y propiedades" como se estipula en la Resolución 194 para respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y propiedades como lo estipula el artículo 13 (b) de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), que establece: "Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país ".

Debería haber una clara posición de aquéllos que están liderando el movimiento BDS. Ellos deben ser explícitos e inequívocos en su posición con respecto a los refugiados palestinos. ¿Sobre qué base se ha realizado este cambio? Más sorprendentemente, el público árabe y palestino no es consciente de este cambio drástico. El cambio se hizo en el idioma Inglés y para el público occidental solamente. Esto plantea una serie de preguntas, ¿por qué? ¿Por qué ahora? ¿Bajo qué presión se ha hecho este cambio? ¿Y bajo qué mandato tiene que hacerse?

Este artículo tiene la intención de aclarar el malentendido en torno a este tema. El movimiento BDS debe ser claro en su declaración de objetivos. No debe entenderse como un ataque contra el BDS, ya que soy un firme creyente de sus acciones y sus resultados. Es la única manera de exponer a Israel y mostrar su real naturaleza segregacionista.

Fuente: Rebelión. Traducido por J.M.

Fuente original: Paltelegraph.