Un tribunal militar israelí juzga a dos activistas palestinas por manifestarse contra un asentamiento

11-07-2013

Agencias/ OICP

Un tribunal militar israelí ha juzgado este martes a dos activistas palestinas, Nariman Tamimi y Rana Hamadeh, por su implicación en una manifestación semanal pacifica contra los asentamientos judíos de Cisjordania.

Los grupos de defensa de los Derechos Humanos y los activistas han afirmado que el proceso contra Tamini y Hamadeh llega en un momento en el que se está produciendo un repunte de las detenciones de los organizadores de manifestaciones palestinos por parte de las fuerzas israelíes.

La decisión de juzgar a estas dos mujeres es inusual dado que los cargos contra ellas fueron presentados por su entrada a “una zona militar cerrada” durante una protesta que se celebró el 28 de junio en el pueblo de Nabi Saleh, un delito que en raras ocasiones implica un proceso judicial.

“Se les ha negado el derecho básico a la protesta pacífica por una territorio que los colonos israelíes se apropiaron de forma ilegal. El poder judicial israelí ha utilizado herramientas legales espurias para castigarlas”, ha afirmado la ONG Amnistía Internacional en un comunicado.

Los residentes de Nabi Saleh comenzaron a organizar manifestaciones en el pueblo todos los viernes después de que los colonos del asentamiento de Halamish se hicieran en 2009 con el control de un manantial, situado entre las dos comunidades, lo que les privó de una fuente de agua utilizada para la irrigación.

Desde el comienzo de las manifestaciones, dos ciudadanos palestinos han fallecido por disparos del Ejército de Israel, uno de los cuales era hermano de Tamimi. Durante las protestas en las que se producen enfrentamientos, el Ejército israelí restringe el acceso al pueblo y lo declara “zona militar cerrada”.

El tribunal ha dejado libre bajo fianza a Tamimi pero ha ordenado que permanezca en su casa cada viernes y ha prohibido a Hamadeh acercarse al pueblo de Nabi Saleh mientras dure el proceso judicial.

Un miembro del grupo de defensa de los Derechos Humanos B’Tselem, Sarit Michaeli, ha declarado que esperan que el juicio contra estas dos activistas se prolongue durante varios meses y que el proceso forma parte de una política israelí “que hace virtualmente imposible que los palestinos se manifiesten”.

En la última semana, las autoridades israelíes han arrestado a dos prominentes activistas políticos en los pueblos de Bil’in y Beit Ummar, en Cisjordania, que organizaban manifestaciones como parte de una estrategia bautizada con el nombre de “resistencia popular”, que cuenta con la aprobación del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud AbbaS.

Fuente: OICP.